¿Cuánta abundancia hay en los telares de abundancia? (parte 2)

Interdependence in nature

La participación de Fabián Fiorito como autor de la primera parte de esta entrada del blog resultó en una primera y abundante oportunidad para enriquecer con otras voces este espacio de reflexión compartida. Su análisis resultó el puntapié inicial de mi propia reflexión sobre el tema, la cual paso a compartir.


Cuando pude entender la mecánica de este negocio entré en colisión con la manera doblemente mentirosa que eligieron sus promotores para presentarlo.

La primer mentira

La primer mentira se relaciona con la referencia al “telar”. Mientras que el telar remite a la red, el patrón sobre el cual se organiza el negocio es la pirámide. Y no es un asunto menor, porque del patrón de red y el piramidal emergen mundo opuestos.

El patrón de la vida es el patrón de red. Dondequiera que usted vea el fenómeno de la vida, usted observará redes.  F. Capra (2009)

Las comunidades ecológicas y las comunidades humanas exhiben los mismos principios de organización, que son los principios de todos los sistemas vivos. La trama de la vida es red. En una red el flujo de las interacciones es horizontal, no hay ningún centro organizador que decida quién se comunica con quién ni cómo han de hacerlo. Siguiendo a Capra, en la naturaleza no hay “arriba” ni “abajo”, la interdependencia, la diversidad y la flexibilidad de una red son los principios de organización que establecen las condiciones para la abundancia de recursos, la colaboración y la resiliencia: en suma, la sustentabilidad.

Por el contrario, toda pirámide implica jerarquía  (centralización). La jerarquía es un programa que verticaliza el flujo de los intercambios y obstruye la libertad de interacción de los componentes del sistema, por lo que es generadora de escasez.

Las redes empoderan a sus miembros (en la medida de su grado de distribución-conectividad). Pero empoderar-se (en el sentido del empowerment) es, en cierto modo, lo contrario de apoderar-se (en el sentido de apropiarse de un recurso tangible o intangible estableciendo un diferencial de acceso en relación a un conjunto cualquiera de sujetos y, a partir de allí, establecer un poder sobre esos sujetos en base a la escasez de ese recurso. Augusto de Franco (2010)

Esta cita explica el lado oscuro de las reglas de secretismo y creación de muros entre los clusters de las unidades del negocio. Este tipo de esquema no tiene nada de colaborativo, es extractivo: los de arriba se nutren de los de abajo. Se trata de un proceso de acumulación y de redistribución. Para que algunos tengan más otros tienen que tener menos. No hay solidaridad porque nada garantiza que a los de abajo les llegue la abundancia que se les promete y, peor aun, quedan sistémicamente obligados a extraer recursos de otras personas.

 

A_scene_from_the_documentary_"Connected"_Credit_Stefan_Nadelman/Paladin 

La segunda mentira

La segunda mentira de la presentación de este negocio está dada en el llamado a las mujeres desde su condición femenina. Esto me llevó a recordar lo que en el campo de la ecología ha sido distinguido como el principio femenino de la vida.

El principio femenino es abundante; el principio masculino que ha quedado desconectado de su lado femenino, se torna predador. Todas las formas de vida surgen del principio femenino, de tal manera que la fuerza creativa y el mundo creado no son diferentes ni están separados. Existe  una continuidad vital entre el cuerpo femenino y la naturaleza. Cuando las mujeres y la tierra producen vida no hay menos vida, ni en la tierra ni en sus cuerpos. No quedó menos de mi ser femenino cuando tuve hijos, eso es abundancia y prosperidad. Como explica Fabián en su publicación, la abundancia se trata de la creación de valor.

La naturaleza como expresión del principio femenino de la vida es una condición previa y un sistema interrelacionado y se caracteriza por la creatividad, la actividad y el sostén de vida. La relación entre lo femenino y la naturaleza no es de dominación y propiedad. La mujer coopera con su cuerpo y con la tierra para incluir, dejar crecer y hacer crecer las cosas. Desde la perspectiva del patriarcado, las relaciones sociales y económicas predominantes han tomado a la naturaleza y a la vida por asalto, interpretan la diferencia como jerarquía, separación y amenaza, niegan la conexión e interdependencia de todo y desprecian la continuidad entre lo humano y lo natural.

Todos los miembros de una comunidad ecológica están interconectados por medio de una inmensa e intrincada red de relaciones, la trama de la vida. … El éxito de la comunidad entera depende del éxito de sus miembros individuales, mientras que el éxito de cada miembro depende del éxito de la comunidad en conjunto.  Fritjof Capra (1996) La trama de la vida.

Por eso quiero alertar sobre estos esquemas en los que, desde mi óptica, se recurre engañosamente a lo sagrado del principio femenino para promover una actividad que en nada se condice con él. Este negocio es un modelo predador. El modelo de “mal desarrollo” que venimos padeciendo considera que la naturaleza es un insumo, transformando la “terra mater” en una máquina y una fuente de materias primas. En esto van incluidos el cuerpo, las disposiciones, la energía y el tiempo de las mujeres, a tal punto que el negocio de la trata de personas hace rato que ha pasado a ser la tercera actividad más lucrativa después del tráfico de drogas y de armas.


Quiero agradecer a Fabián, si no hubiera iniciado la conversación con su publicación yo tampoco hubiera escrito esto. Los invito también a entrar a su blog  donde encontrarán buenas guías para sus vidas.

Y a estar atentos, que en 2017 se viene el curso de Inteligencia Financiera para niños que estamos preparando con Fabián.

Si no leyeron el  1º post sobre los Telares de Mujeres, pueden hacerlo aquí


Si te ha resultado interesante compártelo en tus redes. 

Tus comentarios son bienvenidos.

¿Cuánta abundancia hay en los telares de abundancia? (parte 1)

telares-de-la-abundancia-1

Fabián Fiorito de Fitness Financiero es un amigo y maestro en el tema de cómo nos relacionamos con el dinero y el trabajo desde una perspectiva humana. En uno de sus cursos me di cuenta de lo mucho que tenemos que aprender sobre estos temas.

Cuando leí en su blog lo que escribió sobre esta propuesta para ganar dinero me surgieron otros comentarios sobre el tema. Fabián me invitó a explayarme sobre ellos y su iniciativa resultó “abundante”. Lo que ambos escribimos estará disponible en su blog y el mío.  Los invito a leer el análisis que hace Fabián sobre este tema y en una segunda parte encontrarán el mío.


¿Cuanta Abundancia hay en los telares o burbujas de la Abundancia?
Autor: Fabián Fiorito

Últimamente, me han llegado por varios lugares diferentes consultas sobre mi opinión respecto a estos círculos de prosperidad y abundancia para mujeres en los cuales las participantes ingresan a una especie de grupo cerrado y selecto, algunas veces con algo de secreto y misterio y que prometen desarrollo personal y espiritual así como también jugosos rendimientos económicos. Quienes deciden participar lo hacen aportando una suma de dinero que funcionaría como “inversión inicial” y luego deben buscar nuevas participantes que ingresen y aporten dinero para expandir la red. En caso de lograrlo, reciben la suma inicial que pusieron multiplicada varias veces.

Esta alternativa se presenta como una posibilidad tangible para conseguir una suma de dinero para concretar algún sueño (el auto, ese viaje, refaccionar tu casa, etc.) y de hecho, conozco gente a quien “le ha funcionado” ya que recibieron más dinero del que pusieron y en un período relativamente corto de tiempo. Por ahí he leído esta definición de quienes lo promueven:

¿Qué es el telar de mujeres?

Es un sistema de empoderamiento femenino a través de la abundancia financiera y el crecimiento interno. Es un curso veloz de aprendizaje y transformación para soltar la mentalidad de escasez y adoptar la de abundancia. Es un grupo de mujeres que las une la confianza entre ellas y las ganas de una mejor vida económica mediante el trabajo en conjunto.

Si bien esta definición luce bastante convincente, quiero llamar a la reflexión sobre algunas cosas que me hacen ruido respecto de estos esquemas.

La Abundancia verdadera tiene que ver con crear valor

Cuando estas vibrando desde lo que te apasiona, regalándole al mundo tus dones y talentos, te sintonizas con el fluir de la Abundancia y tu vida toma otro color, más pleno, de mucho bienestar, de una clase de bienestar que solo algunos logran descubrir y experimentar. Y acá encontramos una clave: generar o crear valor para alguien, ya sea que resuelvas un problema, cubras una necesidad desatendida o simplemente regalándole al mundo tu canción :-), eso que viniste a dar. Y la Abundancia que experimentes en tu vida será proporcional al impacto (en profundidad y alcance) que logres.
Desde esta óptica, cualquier sistema como estos telares, que meramente “redistribuyen” algo (en este caso dinero de los participantes) es en esencia escaso y por usar el término “abundancia” en su nombre parece una broma  No hay genuina creación de valor. Si alguien se beneficia a costas de otros como el caso de los que ingresaron primero, el esquema nació fallado y por ende no se sostiene en el tiempoHe leído contra-argumentos de todo tipo, como que puedes ingresar más de una vez a un telar o que la población mundial crece a ritmo exponencial y por eso los telares nunca se cortarán ya que siempre existirán más personas para ir sumando y entonces todos se benefician… En este artículo de wikipedia se analiza con buen detalle este tema . En el fondo, desde mi óptica, esto no deja de ser un esquema o piramidal, o esquema Ponzi, como se llama en la jerga financiera en alusión a Carlo Ponzi, quien hace algunos cientos de años comenzó con este tipo de estafas.

La Abundancia involucra varios aspectos además del dinero

Hay grandes pilares que son los que cimientan nuestra experiencia de abundancia, como el que mencioné antes de trabajar en lo que te apasiona (eso que Ken Robinson llama “El Elemento”), tu salud cuando logras mantener un cuerpo sano y con altos niveles de energía, tus relaciones cuando son nutritivas y edificantes, tu actitud mental y tu visión del mundo que te permiten lanzarte confiado a buscar la vida que quieras y perseguir tus sueños, y por supuesto, el dinero necesario para llevar adelante un estilo de vida que te permita todo lo anterior. Pero el dinero es como una consecuencia natural de lo otro, y no su causa

Me surge hacerte la siguiente pregunta: ¿qué estás buscando al considerar ingresar en estos esquemas? ¿qué es lo que realmente te mueve? ¿qué quisieras lograr? Yo confío mucho en nuestra propia capacidad de autoregularnos, y darnos cuenta de las cosas por nosotros mismos. Entonces, ¿qué sensaciones internas dispara en vos todo esto? ¿son elevadas? ¿están enfocadas en el otro? ¿se sienten alineadas a tu Propósito?

Habitualmente no es el dinero lo que nos mueve, sino lo que podemos conseguir con el dinero. Pero el modo en que lo conseguimos no es trivial ni inocente. Cuando logramos que el dinero fluya en nuestra vida creando valor para muchos, nos enriquecemos no solo materialmente. Debo decirte que este post apunta a algo muy sutil, a esa sensación interna tuya. Estoy hablándole  a esa vocecita interna que sabe que es lo mejor para vos y te lo susurra…

Porque obviamente vas a encontrar “la otra campana” diciendo que estos telares si funcionan y que quienes lo critican no saben realmente de qué hablan. Acá tienes un buen ejemplo de un artículo que los promueve  e intenta desbaratar muchas de las críticas que estos esquemas han recibido.

Una de las claves para que este sistema se sostenga está en reclutar otras personas para que se siga expandiendo. Entonces, ¿Qué pasa cuando ellas no lo logran? En un extremo, te vas a sentir muy mal porque fuiste tu quien las arrastraste a esta red que no les funcionó. En el otro extremo, puedes encontrar explicaciones tranquilizadoras, justificándote pensando que en realidad no las atrajiste a un esquema destinado a fracasar tarde o temprano, sino que el problema es “de ellas” que no estuvieron a la altura de las circunstancias.

Bueno, quiero decirte que yo lo veo bien distinto. El problema es que atrajiste a personas valiosas que confiaron en tí a un sistema que en el fondo nace fallado. Por más ceremonias y crecimiento espiritual que se prometa o incluso que puedas experimentar durante el proceso… Por lo que escucho y leo, aparecen consecuencias que nada tienen que ver con la Abundancia, como ser: amistades rotas, peleas y debates de todo tipo, deudas que quedan impagas, incluso parejas separadas. En fin, la lista podría seguir pero creo que no es necesario. Si te interesa conocer más detalles de estas alternativas para estar atenta, te recomiendo la lectura de este otro artículo.

Y por último, vamos por el sentido común, te invito a que elijas 3 personas cercanas que, desde tu óptica las consideres abundantes y modelo a seguir, no es necesario que sean perfectas :-D, solo tu ranking de las 3 que consideres más abundantes. ¿Alguna de ellas se unió o se uniría a estos grupos?  eso pensé…  A mi me suena que seguramente están tan ocupadas generando abundancia real y agregando valor al mundo que ni siquiera considerarían unirse a un esquema como este porque les quitaría el foco de lo importante…

Te deseo Abundancia Real en tu Vida y me despido hasta el próximo post!


Aquí podés seguir leyendo la segunda parte de esta entrada con la mirada de Lía Goren